jueves 13 de junio de 2024
RadioEich en Vivo

Vacunación: claves para prevenir la llegada de las enfermedades

Desde tiempos inmemoriales las bacterias, virus y enfermedades han convivido juntas y causado graves problemas en la salud de las personas, incluso derivando en casos que llevaron a la muerte. Sin embargo, desde algo más de un siglo, los científicos lograron crear diversas vacunas para erradicar estos flagelos o al menos, minimizar su gravedad en el organismo.

Recomendaciones

Por ejemplo, desde la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) recomendaron enfáticamente aprovechar el inicio escolar para completar los esquemas de todas las vacunas del Calendario Nacional Gratuito y Obligatorio de Inmunización en niños, niñas y adolescentes (NNyA), ya que “las vacunas son seguras, salvan vidas y previenen enfermedades graves”, afirmaron sus fuentes.

Si bien hace pocos meses que se lanzó la denominada campaña “Vuelta al cole – Vacuname a tiempo”, en la cual los especialistas de la SAP son categóricos al afirmar que el ingreso escolar es una excelente oportunidad no solo para realizar los controles de salud y la visita con el pediatra, sino para revisar los certificados de vacunación y asegurar que los niños regresen a la escuela con las vacunas al día. De hecho, los establecimientos educativos se comprometieron a ser más exigentes con la presentación de los certificados de vacunación.

“Padres y educadores deben conocer y consultar el Calendario Nacional de Vacunación para saber con certeza cuáles son las vacunas gratuitas y obligatorias para cada edad en el curso de la infancia y la adolescencia”, afirmó la Dra. Elizabeth Bogdanowicz (M.N. 66.915, médica infectóloga y miembro del Comité de Infectología de la SAP).

La clave de la escuela

Hay que resaltar que todas las vacunas del calendario nacional son gratuitas, obligatorias, y se aplican en los vacunatorios oficiales, centros de salud y hospitales públicos de todo el país. En tanto, desde la SAP destacaron que la escuela debe jugar un papel preponderante en la solicitud y control del carnet de vacunación, advirtiendo a la familia si el mismo está incompleto para que realicen la correspondiente consulta con el pediatra, que deberá definir la mejor estrategia para recuperar las dosis de vacunas faltantes.

Lo cierto, es que la vacunación completa es una herramienta fundamental para lograr una inmunidad robusta capaz de prevenir infecciones potencialmente muy graves en niñas, niños y adolescentes, y es una estrategia sanitaria esencial para evitar el impacto de las enfermedades inmunoprevenibles en la comunidad.

En contrapartida, a criterio de las especialistas en este campo, coberturas incompletas o muy bajas de vacunación facilitan la aparición de enfermedades como la hepatitis A, enfermedades invasivas por Haemophilus influenzae tipo B (Hib), difteria y tétanos e incluso algunas erradicadas, como el síndrome de rubéola congénita.

Calendario de Vacunación

En tanto, desde la Sociedad Argentina de Pediatría detallaron las vacunas incluidas en el Calendario Nacional de Vacunación (gratuito y obligatorio) vigente en nuestro país: Dentro de los 18 meses de edad: Vacuna contra la tuberculosis (BCG) en el recién nacido, Vacuna contra la Hepatitis B en el recién nacido, Vacuna Neumocócica Conjugada 13 valente (contra la enfermedad neumocócica), Vacuna Quíntuple o Pentavalente (contra difteria, tétanos, pertussis, hepatitis B y Haemophilus influenzae B), Vacuna antipoliomielítica (Salk), Vacuna contra la varicela, Vacuna contra el rotavirus, Vacuna contra el meningococo ACYW, Vacuna antigripal (a partir de los 6 meses de edad con un esquema inicial de dos dosis), Vacuna contra la hepatitis A, Vacuna Triple Viral (sarampión, rubéola, y paperas) y Vacuna contra fiebre amarilla (en zonas de riesgo).

Entre los 5 y 6 años de edad, con el ingreso escolar son Vacuna antipoliomielítica (Salk), Vacuna Triple viral (sarampión, rubéola y paperas), Vacuna Triple bacteriana celular, Vacuna contra la varicela (2da dosis recientemente incorporada al calendario nacional de inmunizaciones) y Vacuna antigripal para niños con factores de riesgo (una dosis cada año).

En cuanto a los 11 años de edad, la vacunación en este grupo etario es particularmente importante porque contempla: a) recibir refuerzos para prolongar la protección de vacunas de la infancia (vacuna triple bacteriana); b) iniciar o completar esquemas (vacuna contra hepatitis B y vacuna triple viral); c) reforzar el efecto indirecto de la vacunación contra meningococo, que busca reducir la portación nasal de esta bacteria en adolescentes y con ello proteger a los grupos vulnerables; y, d) prevenir enfermedades propias de la edad (vacuna contra el Virus del Papiloma Humano o HPV).

Las vacunas que deben aplicarse a los 11 años de vida son: Vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (HPV – primera y segunda dosis separadas por un intervalo mínimo de 6 meses), Vacuna contra el Meningococo ACYW (una única dosis), Vacuna triple bacteriana acelular (una única dosis), Vacuna contra Hepatitis B (iniciar o completar esquema), Vacuna triple viral (iniciar o completar esquema), Vacuna antigripal para niños con factores de riesgo (una dosis cada año) y Vacuna contra fiebre amarilla (como refuerzo para los residentes en zonas de riesgo si la primera dosis la recibió antes de los dos años).

Consideraciones médicas

Por otra parte, todo padre o tutor se pregunta cómo hay que actuar frente a niños y adolescentes que tiene calendarios de vacunación incompletos, por lo que para el recupero de esquemas incompletos de vacunación, los profesionales de la salud afirman que es muy importante tener presente las siguientes consideraciones: en ningún caso deben reiniciarse esquemas de vacunación, se administrarán de forma simultánea las vacunas que correspondan por edad en lugares anatómicos distintos, no existe un límite máximo de aplicaciones a ser administradas en una misma ocasión, las vacunas recibidas en forma simultánea no interfieren entre sí en cuanto a inmunogenicidad y eficacia, es fundamental conocer y respetar los intervalos entre dosis para asegurar una respuesta inmunológica adecuada.

Si estos intervalos se acortan, la respuesta inmunitaria podría no ser satisfactoria y la vacuna contra COVID-19 puede aplicarse en forma conjunta con cualquier otra vacuna del Calendario Nacional de Inmunizaciones.

¿Qué pasa con el Covid?

Desde que se iniciara la pandemia de Coronavirus en los finales de 2019, y más allá que ahora la situación parece estar controlada, los niños deben comenzar a recibir vacunas contra la COVID-19 a partir de los 6 meses de vida.

“Si bien la enfermedad ha demostrado tener menos impacto en la edad pediátrica, los NNyA pueden padecer cuadros graves, especialmente si tienen otras enfermedades de base, pueden desarrollar el síndrome inflamatorio multisistémico y cuadros post COVID de duración e impacto variable”, subrayó la Dra. Andrea Uboldi (M.P. 10.537 e infectóloga de la SAP).

Con el fin de tener a la población vacunada para reducir la circulación comunitaria del virus, es necesario que los niños, niñas y adolescentes (NNyA) estén vacunados. Las vacunas utilizadas, especialmente las de ARN mensajero, han demostrado un excelente margen de seguridad y muy buena inmunogenicidad en NNyA. De hecho, se indicaron nuevos refuerzos de vacunación COVID-19 en pediatría.

¡Atención con los grupos de riesgo!

Un punto clave es que deben recibir la vacuna contra la gripe o influenza las personas gestantes en cualquier trimestre de la gestación (en caso de no haberse vacunado durante el embarazo, la madre debe hacerlo dentro de los 10 días posteriores al parto); niños de 6 a 24 meses, a quienes hay que brindarles 2 dosis separadas por al menos 4 semanas si no hubieran recibido antes dos dosis de vacuna antigripal.

También tienen prescripción de vacunación las personas de 2 a 64 años que presenten enfermedades respiratorias y cardíacas; diabéticos; inmunodeficiencias congénitas o adquiridas; con obesidad, pacientes oncohematológicos y trasplantados; convivientes de enfermos oncohematológicos; con insuficiencia renal crónica en diálisis o con expectativas de ingresar a diálisis en los siguientes seis meses; con retraso madurativo grave en menores de 18 años de edad; quienes mantienen tratamiento crónico con ácido acetilsalicílico siendo menores de 18 años; con síndromes genéticos; con enfermedades neuromusculares con compromiso respiratorio y malformaciones congénitas graves y convivientes de prematuros menores de 1.500 g., y para recibir la vacuna de manera gratuita sólo deben presentar orden médica.

Además deberá administrarse la vacuna contra el neumococo en los niños a los 2, 4 y 12 meses de vida; adultos mayores de 65 años; personas de 5 a 64 años con problemas en su sistema inmunológico o con enfermedades crónicas, entre los integrantes del grupo de riesgo.

Compartir con tus amigos

Scroll al inicio