sábado 20 de abril de 2024
RadioEich en Vivo

Asado: pestaña de bife, un corte sabroso para tirar a la parrilla y que pocas personas conocen

La carne asada es una tradición añeja proveniente de las grandes extensiones fértiles de la llanura pampeana. Pero el asado argentino es más que la comida típica; es todo un ritual.

Cualquier excusa es buena para poner unas carnes a la parrilla. O lo que es lo mismo: cualquier excusa es buena para juntar a la familia o amigos alrededor de la parrilla. Un encuentro informal, amistoso y hogareño que se va transmitiendo de generación en generación.

Es que el asado argentino está muy vinculado con la amistad y la familia. Pero también con secretos transmitidos y particulares formas de consumir y cocinar la carne.

En la mayoría de los casos se realiza a base de carne vacuna. Los cortes más utilizados son el asado de tira y el vacío. Pero siempre acompañados de achuras: mollejas, chinchulines, riñones, morcillas y chorizos.

Sin embargo en este caso vamos a hablar de un corte no tan popular pero riquísimo: la pestaña de bife. La realidad es que siempre queda olvidado por su compañero el “ojo de bife” de allí se extrae ya que es su tapa, pero tiene un sabor y terneza inconfundible que nada tiene que envidiarle a otros cortes y es de cocción rápida.

¿Cómo preparar una buena pestaña de bife?

  1. Primero hay que separar la pestaña o ceja de bife del bife ancho. Para hacerlo mas fácil, es la parte de arriba y se puede separar casi en su totalidad con las manos.
  2. Luego retirarle la parte de atras, donde hay una tela que la parrilla se puede endurecer.
  3. Más adelante, colocar el corte del lado de la grasa y echarle un poco de sal gruesa.
  4. Al cabo de unos diez minutos, la carne va a empezar a soltar sus jugos y es momento de darla vuelta.
  5. Esperar unos 10 minutos más y ya hay que sacarla de la parrilla.
  6. Dejarla reposar un ratito y listo.

Compartir con tus amigos

Scroll al inicio