sábado 20 de julio de 2024
RadioEich en Vivo

La Provincia autorizó un fuerte ajuste para las tarifas de luz en dos cuotas

El Gobierno bonaerense dio vía libre a un nuevo aumento tarifario de energía eléctrica, basado en el costo de distribución en todos los distritos, y si bien en total para junio el ajuste será de 261%, se estima que el impacto en la factura será considerablemente menor y rondaría los 850 pesos.

Si bien la medida llega a todos los municipios, no impactará de la misma manera, de acuerdo a lo que quedó reflejado en la resolución publicada en el Boletín Oficial. El aumento dependerá de las categorías 1, 2 y 3 y, cabe aclarar, no rige para la tarifa final sino en uno de sus componentes que es el precio de distribución, a cargo de las empresas Edelap, Edea –la empresa distribuidora en Rauch- Eden Edes.

En concreto, el aumento será aplicado en el Valor Agregado de Distribución (VAD) que, aunque depende de la compañía que opera en cada región, ronda el 30% del total de la factura que paga el usuario. Aunque todo depende del consumo de cada usuario y de la distribuidora, desde el Gobierno nacional estimaron que con los dos ajustes las tarifas treparían en torno a los 850 pesos por mes. Aunque es probable que afecté mucho más que ese valor al segmento no subsidiado.

El ajuste desde abril será del 108% en la distribución, mientras que habrá otro del 74% desde el 1° de junio. Además, “utilizando el mismo porcentaje ya indicado”, se ajustan también los valores de los cargos correspondientes al Agregado Tarifario (AT).

No obstante, el ajuste que ya había sido adelantado en febrero por las autoridades nacionales, impactará de manera diferente en cada usuario, dependiendo en la categoría que esté. Para el nivel 3 la suba será mayor que para el segmento nivel 2 (menores ingresos), cuyo ajuste será del 90% este mes y 60% en abril.

En ese sentido, la resolución aclara que tanto el nivel 2 y el Régimen de Tarifa Social pagarán menos debido que reciben un subsidio de la Provincia a través del Oceba. Este se ejecuta a través del Fondo Provincial de Compensaciones Tarifarias (FPCT) que tiene como propósito compensar las diferencias de costos propios de distribución reconocidos, entre los distintos concesionarios provinciales y municipales.

Cabe aclarar que el aumento porcentual de las facturas varía según el consumo y el punto del país dónde se esté. El costo de la energía lo fija Nación, y es el mismo para todo el territorio. Sin embargo, hay otros ítems en las facturas que tienen que ver principalmente con el costo de distribución (VAD) y que dependen de las provincias o incluso de los municipios.

En tanto, el ministerio de Infraestructura bonaerense, conducido por Leonardo Nardini, decidió patear hacia adelante la próxima revisión tarifaria integral (RTI) que debía comenzar a operar en mayo del año pasado. Esto se debe a que sigue vigente la declaración de la emergencia y la transición energética impulsada por el Gobierno nacional.

Compartir con tus amigos

Scroll al inicio