domingo 14 de abril de 2024
RadioEich en Vivo

¿La tenías? Las claves y los beneficios de sumarle semillas de chía a tu dieta

Las semillas suelen ser una de las incorporaciones que más se buscan a la alimentación de las personas debido a sus múltiples beneficios y capacidad de reemplazar a otros alimentos. 

Dentro de las dietas que mayor incorporación que tienen de semillas, pueden ser la vegetariana o la vegana, siendo las semillas de chía una de las más elegidas porque contiene antioxidantes, minerales, fibra y ácidos grasos omega-3.

Algunos de los beneficios que posee incorporar estas semillas son una mejora en su salud porque su consumo reduce la posibilidad y riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas por la quercetina y fibras.

Esta semilla mejora el nivel de azúcar en sangre porque puede ayudar a reducir la resistencia a la insulina y puede mejorar la salud de los huesos, debido a que 30 ml de semillas de chía, contienen el 18 por ciento de la cantidad diaria recomendada de calcio.

Las recomendaciones aseguran que la chía se puede convertir en el alimento principal de una dieta, pero que tampoco manifiestan superar los 48 gramos diarios de este alimento que se come crudo incorporándose a otras preparaciones. 

Otro de los beneficios que puede aportar es el de reducir la inflamación, gracias al ácido caféico, uno de los antioxidantes que se encuentra en las semillas y ayuda a combatir esta problemática.  

La chía está considerada como un “superalimento” dentro de las semillas por sus aportes nutritivos que otorga este producto cuyo origen se remonta a Centroamérica, siendo fuerte en México o Estados Unidos. El origen de las semillas de chía provienen de la planta Salvia hispánica, y además poseen fibra, proteína, calcio, fósforo y zinc.

Una receta simple y rica para aprovechar la chía

Los muffins de chía son una gran alternativa y rápida para poder consumir estas semillas, para las que se necesitan dos cucharadas de chía, cuatro de bicarbonato, tres tazas de harina integral, dos tazas de puré de manzana, una taza de miel, cuatro cucharadas de jugo de limón, un huevo y una clara.

Luego de precalentar el horno a 190 grados, se debe mezclar en un bol la chía junto con el bicarbonato, la harina y una pizca de sal, mientras que en otro se deberá unir el puré de manzana y el huevo, la clara, la miel y el limón. Batir un poco hasta incorporar todo, según el sitio web de Paulina Cocina.

Con ambas preparaciones listas, unirlas sin mezclar demasiado, arreglar los moldes para muffins y colocar la mezcla dentro de estos con una cuchara y hornear por 20 minutos. Luego se recomienda dejar enfriando un rato antes de servirla

Compartir con tus amigos

Scroll al inicio