sábado 20 de julio de 2024
RadioEich en Vivo

Milhojas de jamón y queso con tapa de tarta: una receta rica y fácil que “te salva” en cualquier momento

Al momento de pensar en una receta que combine ingredientes clásicos pero que sea innovadora a la vez, este milhojas de jamón y queso es una excelente opción. Con diferentes texturas e ideal para comer en cualquier momento del día, esta preparación se hace en pocos minutos en la cocina.

Es ideal para los fanáticos de lo salado y se puede disfrutar tanto con unos mates como en una picada o, por supuesto, en las comidas principales. La ventaja es que se usa una tapa de tarta para llevar a cabo el procedimiento y, con el objetivo de lograr la forma ideal, se puede llevar a cabo en una budinera.

El resultado es riquísimo, pudiendo repetirlo las veces que se desee para sorprender a amigos y a la familia. Lo mejor de todo es que no se requiere contar con muchos ingredientes: lo más probable es que se tengan disponibles en el hogar.

INGREDIENTES PARA ELABORAR EL MILHOJAS DE JAMÓN Y QUESO

1 tapa de tarta (lo ideal es que sea hojaldrada).

Fetas de jamón.

Fetas de queso.

Queso rallado (opcional).

Azúcar (opcional).

MILHOJAS DE JAMÓN Y QUESO: MODO DE PREPARACIÓN

1. Colocar la masa de tarta sobre una superficie plana y estirarla de manera que quede lo más cuadrada posible.

2. Cortarla en tiras anchas y reservar.

3. Cortar tiras de jamón y queso en fetas, de manera que queden del mismo grosor que la masa.

4. En una budinera aceitada, colocar una tira de masa y, por encima, fetas de jamón y queso. Repetir el procedimiento hasta llegar al borde superior.

5. Una vez terminado, rallar queso por encima y, si se desea, ponerle un poco de azúcar para darle un toque agridulce.

6. Llevarlo al horno precalentado a 200 grados hasta que se cocine y quede dorado.

Si se le coloca azúcar, el resultado será como un “fosforito” gigante, ya que combinará el sabor salado del queso y el jamón, con el dulce del azúcar y el crocante de la masa. En el caso de que se desee, se puede hacer sin uno de los ingredientes o hasta utilizar otro relleno como, por ejemplo, las verduras de preferencia.

A la vez, puede tomarse como una especie de tarta. No obstante, esa preparación no tiene tantas capas de masa y, en su lugar, posee una o dos que contienen el relleno. Por eso, esta original idea sorprenderá a todas las personas que se animen a hacerla y a probarla en sus comidas diarias.

Compartir con tus amigos

Scroll al inicio