jueves 13 de junio de 2024
RadioEich en Vivo

Para disfrutar en la merienda: receta de tarta de manzana y membrillo

La pastafrola es una de las tartas preferidas de los argentinos, un plato ideal para la merienda y una de las recetas que entran en la lista de las comidas conocidas como “platos de la abuela”.

Sin embargo, la pastafrola no es la única tarta que se consume bastante en Argentina. También hay otra rellena de fruta que se disfruta bastante en el país. La que lleva en su interior un colchón de manzanas o mermelada. Estas dos suelen ser una de las porciones más pedidas en los restaurantes.

Se imaginan complementarlas en una sola preparación, sería una explosión de sabor. En esta oportunidad, tenemos la receta para que se pueda hacer realidad, te compartimos el paso a paso para que lo hagas y te lleves los halagos de tus invitados.

Paso a paso para hacer la tarta de manzanas y membrillo

INGREDIENTES:

  • 2 tazas de harina
  • 1/2 taza de manteca (113 gramos aproximadamente)
  • 1 cucharada de algún endulzante o edulcorante natural (puede ser estevia si prefieren)
  • Ralladura de limón
  • 1 huevo
  • Agua
  • 60 gramos de dulce de membrillo
  • 250 gramos de mermelada de manzana

PARA PREPARAR:

  • Para el primer paso se necesita un procesador de alimentos o batidora en caso de no tener. Colocar en él, la harina, junto con la manteca, el endulzante elegido, el huevo y dos cucharadas de agua e iniciar la mezcla, hasta obtener una masa homogénea.
  • Una vez que está lista, lo llevamos a la heladera para que se ponga más firme la preparación.
  • Cuando pasa un tiempo lo sacamos y vertimos la masa en la mesa para poder trabajar con ella, antes de tirarla recuerden agregar un poco de harina sobre la superficie para que no se pegue. Estiramos para conseguir el tamaño deseado.
  • Luego la colocamos en un molde de tartera.
  • Para el relleno le agregamos la mermelada de manzana, esparcida a lo largo de toda la masa y arriba le sumamos pedacitos de membrillo, que con la cocción se va a derretir y quedar bien gustoso.
  • Con el relleno ya agregado, le ponemos unas tiritas de masa por encima, para darle el toque de una pastafrola (opcional se le puede pintar con huevo batido las tiras para que queden brillantes. Aclaración: solo las tiras, no el borde).
  • Llevamos a un horno que este a 180 grados, durante 25 minutos y listo ya está el platillo para disfrutar en la merienda o quizá en el desayuno (por encima, si quieren, le pueden sumar azúcar impalpable o coco rallado para decorar).
  • Membrillo Casero:

    Si ustedes son de esas personas que prefieren hacer todo artesanal y experimentan en la cocina, les dejamos también la opción casera para que preparen el dulce de membrillo.

    INGREDIENTES:

    • 1 Kilo de membrillos (tienen que estar amarillos y maduros)
    • 800 gramos de azúcar blanca (es el 80% del peso de la pulpa de este fruto)

    PARA PREPARAR:

    • Antes que nada, como con cualquier fruta, hay que lavar bien los membrillos.
    • Los colocamos todos en una olla y les agregamos agua hasta que los cubra por completo. Prendemos la hornalla y dejamos que se hierva el contenido líquido. Cuando llega al punto de ebullición, bajamos el fuego y dejamos que se vayan cociendo por 40/45 minutos.
    • Cuando ya pasa el tiempo estipulado, los sacamos y dejamos que se enfríen. Los cortamos, le sacamos el carozo y cortamos la pulpa en trozos pequeños.
    • Los pesamos y de lo resultante, tendremos que utilizar el 80% de ese peso en azúcar. Por ejemplo, si tenemos 850 gramos de pulpa utilizaremos 680 gramos del endulzante.
    • Pasamos los pedacitos de pulpa a una olla y les sumamos el azúcar. Revolvemos y lo ponemos a fuego bajo para que vaya tomando forma. Poco a poco se irán integrando los dos ingredientes (más o menos llevará 10 minutos).
    • Una vez que están bien compactos lo pasamos a una batidora para obtener una mezcla más fina. Lo volvemos a llevar al fuego, tendremos que cocinarlo por aproximadamente una hora, ya que es bastante contenido.
    • Cada tanto hay que batirlo para que no se pegue (si es posible con un cucharón de madera). Mientras va pasando el tiempo, la pulpa se irá oscureciendo y espesando, es normal.
    • Para saber que ya está listo, hay que dejar el cucharón en la mezcla y este se tiene que mantener parado por sí solo.
    • Una vez que está, lo llevamos a un táper de plástico para que se moldee. Lo llevamos a la heladera por 24 horas para que tome consistencia y la textura adecuada y ya está listo para consumir.

Compartir con tus amigos

Scroll al inicio