sábado 20 de abril de 2024
RadioEich en Vivo

Retraso en los pagos y falta de contratos: el Frente de Todos intervino en reclamo de talleristas de la dirección de Cultura

En medio de los reclamos que un grupo de talleristas que desempeñan funciones en Casa de la Cultura lleva adelante, el bloque de legisladores del Frente de Todos solicitó al Municipio la intervención a fin de solucionar las demandas de los trabajadores.

El tema viene de arrastre. El desencadenante del último conflicto fue el retraso en el pago de los salarios a quienes presentan servicio en la dirección de Cultura. Son empleados monotributistas contratados que desde el año pasado intentan renegociar el vínculo con el Municipio.

A raíz de la demora en el pago de los salarios de abril–que se hicieron efectivos el 18 de abril- se generó el proyecto de la oposición que en los últimos días fue enviado al Concejo Deliberante.

El proyecto ingresará en la sesión del 2 de mayo y tendrá tratamiento 15 días después.

“Visto que un grupo de talleristas de Cultura no han cobrado sus haberes al 18 de abril de 2023, y considerando que es obligación del ejecutivo municipal cumplir con los haberes los primeros días de cada mes” el bloque solicitó la cancelación de los haberes en medio de falta de “respuesta clara hacia los y las trabajadoras del sector cultural”.

La iniciativsa –que firma la legisladora Luciana Guzmán– advierte que estas demoras “les genera prejuicios en compromisos económicos adquiridos” por lo que el proyecto propone “el pago inmediato a las y los trabajadores de cultura que se han visto afectados”.

Asimismo solicita información a la Subsecretaria de Cultura y Turismo sobre esta situación, además de las referencias a tener en cuenta para determinar el valor de la hora de clases de los talleres de cultura.

INCERTIDUMBRE

El escenario es al menos raro. Los talleristas dicen no tener referente en el área para debatir estos temas, y que el intendente Maximiliano Suescun se puso el tema al hombro.

Los avances han sido mínimos. Reclaman un ajuste del contrato y que el monto se revea al menos cada tres meses. A diferencia de los trabajadores permanentes, los contratados no percibían ajuste por inflación, lo que los llevaba a tener un ingreso congelado a lo largo del año.

Para colmo surgió otro problema. Para el Municipio existe “una mala liquidación de salarios en Cultura” y advierten que los talleristas perciben un salario más alto del que reciben los profesores que contratados trabajan en la dirección de Deportes.

Esto hace suponer que los prestadores del servicio en Cultura más que un incremento podrían sufrir descuentos en sus haberes.

Compartir con tus amigos

Scroll al inicio