sábado 20 de julio de 2024
RadioEich en Vivo

Una familia de Rauch fue asistida en el Hospital Municipal por inhalación de monóxido de carbono

Un matrimonio, un menor de 11 años y una señora mayor llegaron este lunes por sus propios medios al Hospital Municipal, al parecer con síntomas de haber inhalado monóxido de carbono.

La reacción de la familia fue a tiempo. Todo sucedió en una vivienda de esta ciudad, cuando los tres mayores y el menor comenzaron a sentir algunos síntomas. Según fuentes consultadas por LA NUEVA VERDAD DE RAUCH la familia reaccionó a tiempo: “estuvieron al borde de protagonizar un hecho trágico por inhalar monóxido de carbono”, aseguraron.

El hecho se registró por la mañana. Todos los miembros de la familia se dirigieron al Hospital Municipal por sus propios medios donde recibieron la atención médica correspondiente.

Después de un tiempo, recibieron el alta médica. Se debe sospechar una intoxicación con monóxido de carbono cuando una o varias personas al mismo tiempo, que estuvieron en un ambiente cerrado, presentan síntomas tales como, dolor de cabeza, mareos, somnolencia, debilidad, cansancio, náuseas/vómitos, pérdida del conocimiento y/o convulsiones y palpitaciones.

¿QUÉ ES EL MONÓXIDO DE CARBONO?

El monóxido de carbono es un gas muy tóxico para las personas y los animales.

Ingresa al organismo a través de los pulmones y desde allí pasa a la sangre, ocupando el lugar del oxígeno. Reduce la capacidad para transportar oxígeno de la sangre y hace que las células no puedan utilizar el oxígeno que les llega. La falta de oxígeno afecta principalmente al cerebro y al corazón.

Puede provocar intoxicaciones graves, incluso la muerte.

Se lo llama el asesino invisible porque no tiene olor, no tiene color, no tiene sabor y no irrita los ojos ni la nariz.

Las intoxicaciones con monóxido de carbono son más frecuentes en épocas frías, porque aumenta el uso de todo tipo de calefactores y porque suelen cerrarse las puertas y ventanas impidiendo la llegada de aire fresco, y también la salida de los gases tóxicos que se acumulan en el interior de las viviendas (deficiente presencia de oxígeno).

Todas las intoxicaciones por monóxido de carbono pueden evitarse.

¿CÓMO SE PRODUCE LA INTOXICACIÓN POR MONÓXIDO DE CARBONO?

El monóxido de carbono se produce por la combustión incompleta de cualquier material que contenga carbono: gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera, plásticos, etc.; en un ambiente con una concentración de oxígeno escasa o insuficiente.

Cualquier artefacto que utilice material combustible (gas, petróleo, carbón, kerosén, nafta, madera, plásticos) puede producir monóxido de carbono cuando se quema en forma incompleta:

Calefones, termotanques, calderas

Estufas, braseros, salamandras

Cocinas, anafes, calentadores, parrillas a leña o carbón, hornos a gas o leña

Motores de combustión (vehículos, motosierras, generadores eléctricos, etc).

Si el único medio para calefaccionar el hogar es un brasero, es necesario tomar las siguientes precauciones:

Encender el brasero fuera del hogar.

Ingresarlo en el hogar cuando no se observe el desprendimiento de humos.

Mantener una ventilación del ambiente que asegure el ingreso de aire limpio.

No dormir con el brasero encendido dentro de la habitación.

Retirar el brasero del hogar antes de dormir.

Compartir con tus amigos

Scroll al inicio